top of page
  • Foto del escritorQUALCO

¿EL LÍQUIDO DE FRENOS CONSERVÓ SUS CARACTERÍSTICAS ÓPTIMAS?

Actualizado: 31 mar 2021

LAS 3 PROPIEDADES MÁS IMPORTANTES PARA TENER UN BUEN PRODUCTO


Una inquietud generalizada en los talleres concesionarios y multimarca ha sido el validar el tiempo en el cual es necesario cambiar el líquido de frenos. Si bien cada marca tiene su plan de mantenimiento y por ende el período al que debe realizarse el cambio, el mismo personal técnico ha sentido la curiosidad de conocer el estado real del líquido de frenos extraído.

Este insumo está totalmente relacionado con la seguridad de nuestros clientes, un frenado seguro permitirá evitar accidentes y salvar vidas, pero será que el líquido de frenos, que estamos usando y recomendando en nuestro taller automotriz, está conservando sus propiedades durante el tiempo deseado?



Más allá de lo que mencione el proveedor de insumos, debe exigirse que se evidencien pruebas y testimoniales del comportamiento del líquido de frenos conforme transcurre el tiempo y mucho mejor que se lo haga a través de ensayos locales que reflejan nuestras condiciones de manejo.


En este artículo se desea compartir un estudio del comportamiento de nuestro líquido de frenos QUALCO BRAKE LIQUID, el cual es un SUPER DOT4, sin embargo previamente es necesario recordar que existen 3 propiedades fundamentales de un líquido de frenos que deben ser muy bien analizadas:

  • Temperatura de Ebullición

  • Capacidad Anticorrosiva

  • Viscosidad del Producto


Existen organizaciones que establecen los estándares de las propiedades mencionadas, definiendo la performance de estos insumos, tales como la Federal Motor Vehicle Safety Standars (FMVSS), la International Standars Organization (ISO) y la Society o Automotive Engineers (SAE).


La temperatura de ebullición debe asegurar que el líquido de frenos se encuentre siempre en estado líquido y que de esta manera se transfiera de forma eficiente la presión de frenado en los diferentes regímenes de conducción. De acuerdo con la estandarización más difundida de la FMVSS, a mayor temperatura de ebullición se tiene un DOT más alto. La manera de dar seguimiento a este parámetro es a través de la norma ASTM D 1120. Si bien dos líquidos de frenos pueden iniciar con temperaturas de ebullición de punto seco similares, pueden variar en el tiempo de distinta manera hasta alcanzar su temperatura de ebullición de punto húmedo, debido a distintas composiciones químicas. Esto implica que sea muy relevante realizar un seguimiento a este comportamiento, que está relacionado a la seguridad de frenado y por ende que nos evidencie las ventajas de un producto versus otro.



La segunda propiedad y la más importante es la performance del paquete anticorrosivo y su capacidad de proteger las tuberías metálicas de efectos corrosivos, generados por los mismos componentes del producto. Circunstancias de manejo que impliquen mayor calor pueden desencadenar que el paquete anticorrosivo se desactive, perdiéndose las propiedades de protección. Dos líquidos de frenos con igual denominación DOT, pueden tener paquetes anticorrosivos distintos. El seguimiento de esta propiedad debe realizarse a través de las mediciones constantes de la concentración de metales disueltos en el líquido de frenos. Así por ejemplo en tuberías de cobre, cuando se alcance una concentración de 200 ppm, inmediatamente debería realizarse el cambio.



La siguiente propiedad a tomar muy en cuenta es la viscosidad del producto, ya que los sistemas más modernos, incluidos los ABS, presentan orificios más pequeños y áreas más restringidas que requieren de bajas viscosidades que permita que el líquido de frenos acceda a ellas. Una menor viscosidad implicará una mayor performance. Un SUPER DOT 4 posee menores viscosidades.

Con estos antecedentes a continuación se muestran los resultados del estudio realizado de nuestro SUPER DOT4 respecto al comportamiento de su temperatura de ebullición y concentración de cobre en función del kilometraje recorrido:



Se utilizaron 4 vehículos de uno de nuestros clientes concesionarios con especificaciones similares y cuyo primer llenado fue realizado con nuestro mismo líquido de frenos. Si bien no se puede asegurar un comportamiento idéntico de manejo en cada vehículo, las curvas obtenidas representan una guía del proceder del líquido de frenos.

En el gráfico se muestran las temperaturas de punto seco y húmedo del producto como referencias. La última medición registrada aproximadamente a los 60 000 Km, marcó una temperatura de ebullición de 213 °C en Quito (223 °C a nivel del mar), la cual está muy por encima de la temperatura propia de punto húmedo (175 °C), incluso siendo cercana a la temperatura de punto seco normada para un DOT 4 de 230 °C y muy por encima de 150 °C que constituye el punto húmedo normado.

La concentración de cobre alcanzó un valor final de 10 ppm, muy por debajo del límite de 200 ppm. Se adjunta a continuación cada una de las mediciones realizadas:



Los resultados obtenidos evidencian que en el rango de kilometraje analizado (Aprox. 60 000 Km), las características del líquido de frenos aún eran óptimas.

Si bien el direccionamiento del fabricante del vehículo será siempre mandatario e incluso existan sugerencias de parte de los proveedores, el conocer realmente la performance de este insumo y su comportamiento en el tiempo, debería incluir un seguimiento como el presentado, el cual puede definir la calidad entre un producto de un proveedor versus el de otro y establecer la seguridad de frenado provista a los clientes de nuestro taller.



162 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


Recibe Artículos Con Mayor Profundidad Técnica
bottom of page